Efectos antioxidantes y antimicrobianos del Kratom Hossain R et al 2023 Figura 6 jpg

Efectos antioxidantes y antimicrobianos del Kratom

En el día a día, nuestro cuerpo se enfrenta a estrés oxidativo causado por los agentes oxidantes a los que nos exponemos. Para hacerle frente, usamos dos estrategias:

  1. Compuestos antioxidantes: son aquellas sustancias que pueden retrasar o dificultar la oxidación de las moléculas lipídicas o auxiliares.
  2. Enzimas antioxidantes: son aquellas proteínas que nuestro cuerpo sintetiza para hacer frente a los agentes oxidantes, como la catalasa o la superóxido dismutasa.

De esta manera, se reduce el estrés oxidativo, patogénesis de muchas enfermedades humanas.

Muchas plantas son ricas en antioxidantes y actualmente (artículo actualizado en enero del 2024), sabemos que el Kratom (Mitragyna speciosa) no es una excepción. Es más, es posible que induzca en humanos enzimas antioxidantes (como la GST), atacando así al estrés oxidativo desde las dos vías previamente mencionadas.

Veamos lo que los estudios realizados sobre esta planta nos revelan acerca de sus propiedades antioxidantes e incluso antibacterianas.

Antioxidantes en el Kratom: polifenoles y flavonoides

El estudio de Parthasarathy, Bin Azizi et al (2009) mostraba como el extracto metanólico de Kratom es muy rico en polifenoles y flavonoides, lo que se tradujo en un gran potencial antioxidante en un test in vitro (DPPH).

Contenido en fenoles, flavonoides y poder antioxidante de distintos extractos de Kratom.
Contenido en fenoles, flavonoides y poder antioxidante (prueba in vitro) de distintos extractos de Kratom.

Estos mismos resultados fueron corroborados posteriormente por Yuniarti, Nadia et al (2020), testando el extracto etanólico de Kratom usando la misma prueba in vitro.

Otras pruebas in vitro fueron empleadas en S. R. Saleh, M. H. Hasan, M. I. M. Said, M. I. Adenan y A. Adam (2012) para evaluar el potencial antioxidante del Kratom.

Si bien el extracto de Kratom no fue eficaz inhibiendo la enzima xantina oxidasa, cuya actividad genera especies reactivas de oxígeno, sí fue eficaz en la quelación del hierro.

Ensayo inhibitorio de la xantina oxidasa, dónde el extracto de Kratom no tiene una capacidad inhibitoria significativa.
El extracto de Kratom tiene capacidad de quelar el hierro, lo que se traduce en un descenso del estrés oxidativo.

Al eliminar los iones Fe2+ de las células, se evita la generación de radicales hidroxilo generados por la reacción de Fenton. El artículo también evaluó positivamente la capacidad anti-inflamatoria y antinociceptiva del Kratom en modelos animales, pero eso ya queda fuera del ámbito de este artículo.

Phoomjai Sornsenee, Siriphorn Chimplee & Chonticha Romyasamit (2023) también reportaron actividad antioxidante en el Kratom, proveniente de los flavonoides y polifenoles que abundan en sus hojas.

Finalmente, Sanya Sureram et al (2024) encontraron que el antioxidante (-)-epicatequina es uno de los principales componentes no alcaloidales de las hojas de Kratom.

Inducción de enzimas antioxidantes

Como hemos mencionado, las enzimas antioxidantes son una estrategia de nuestro cuerpo para aplacar los agentes oxidantes.

Una de estas enzimas es la Glutatión S-transferasa, cuyo papel es doble: antioxidante y detoxificante. No solo combate el estrés oxidativo, sino que se encarga de hacer que las moléculas tóxicas se vuelvan más hidrosolubles para así eliminarlas fácilmente.

Un estudio en ratas llevado a cabo por Azizi, Ismail et al (2010) evaluó la capacidad del Kratom para inducir esta enzima en el hígado, lugar dónde se da el proceso detoxificante.

Si bien se observó un incremento general de la expresión de esta enzima, fue el extracto acuoso (es decir, la popular infusión de Kratom) a una dosis de 100 mg/kg la que produjo un aumento significativo del 29%.

Efectos antioxidantes y antimicrobianos del Kratom Hossain R et al 2023 Figura 6 jpg
Vías metabólicas mediantes las que el Kratom y su extracto hidroalcólico inhiben la peroxidación lipidica, la degradación de proteínas y la fragmentación de carbohidratos.

Actividad antimicrobiana

El estudio previamente mencionado de Parthasarathy, Bin Azizi et al (2009) también evaluó la actividad antibacteriana de diversos extractos de Kratom.

Efectos antioxidantes y antimicrobianos del Kratom Actividad antibacteriana del extracto de Kratom

Los extractos acuosos de Kratom no poseen actividad antibacteriana, pero sí lo poseen los extractos alcaloidales o metanólicos. En estos extractos, los alcaloides están muy concentrados y logran acabar con algunas bacterias con mayor eficacia que el cloranfenicol (un antibiótico).

Recientemente, Phoomjai Sornsenee, Siriphorn Chimplee & Chonticha Romyasamit (2023) han evaluado la capacidad del Kratom y sus fermentos de acabar con bacterias como E. coli, S. aureus y S. aureus resistente a meticilina. No solo se halló un importante efecto biocida, sino también la capacidad para eliminar los biofilms que usan algunas de estas bacterias para protegerse del sistema inmune.

Aparte de la actividad antimicrobiana, los taninos condensados de (-)-epicatequina del Kratom poseen actividad antivirucida contra el SARS-CoV-2 in vitro (Sanya Sureram et al (2024)).

¿Qué implica para los consumidores de Kratom?

A pesar de los resultados positivos obtenidos en estos experimentos, tenemos que tener en cuenta que estamos hablando de experimentos in vitro y en modelos animales.

La forma más común (y la que siempre recomendamos) de consumir Kratom es en infusión, pero los polifenoles y flavonoides no son muy solubles en agua. Por tanto, los consumidores de Kratom también consumen antioxidantes, pero es probable que un extracto hidroalcohólico (como una tintura casera de Kratom) sea más eficiente en este aspecto. Sin embargo, seguiremos recomendando siempre el consumo en infusión como forma más segura, ya que dentro de una dieta sana y variada, es muy probable que no sea necesario introducir más antioxidantes que ese extra que nos aporta la infusión de Kratom.

También sería interesante conocer como interactúa el Kratom con las enzimas antioxidantes, y si a dosis bajas o moderadas, se produce un incremento de la expresión de GST como la observada en ratas.

Sobre los efectos antibacterianos tenemos muy poca información: hay que identificar qué compuestos tienen esa actividad y a qué concentración es significativo.

Es probable que el efecto antibacteriano no sea relevante para el consumidor de Kratom, pero de ser significativo, otro aspecto a explorar sería los cambios en la microbiótica intestinal que produce la ingesta de esta planta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

VOLVER ARRIBA